Sabor crítico, de Xabier Gutierrez

por
Advertisement
Sobre el libro

Fecha de publicación: 7 de Noviembre de 2017
Número de páginas: 512

Sinopsis: Ha transcurrido un año desde que asesinaron a balazos a Ferdinand Cubillo, Ferni, un reputado crítico gastronómico del País Vasco. El subcomisario de la Ertzaintza Vicente Parra y su equipo se encargaron en su día de interrogar a quienes pudieran haber estado relacionados con el crimen. Pero la investigación ha resultado, hasta el momento, infructuosa. Aun así, Vicente Parra no cejará en su empeño por aclarar lo ocurrido en un caso que, más allá de la muerte de Ferni, está relacionado con el misterio que se cierne sobre unos acontecimientos ocurridos hace más de treinta años. 

Parra quiere revitalizar el caso, y justo entonces se suceden otras muertes que parecen relacionadas con la de Ferdinand Cubillo. Por una parte, estos crímenes complican la investigación pero, por otra, pueden ayudar al subcomisario a resolver de una vez por todas la muerte de Ferdinand Cubillo y, sin proponérselo, a descubrir un misterio que había permanecido oculto durante casi cuarenta años.

Opinión personal

El 'noir grastronómico' comenzó con 'El aroma del crimen', la primera incursión en la novela policiaca del cocinero Xabier Gutierrez. Con esta novela conocimos al oficial Vicente Parra, a sus compañeros de comisaría, y a su familia mas cercana; investigamos dos crímenes que tuvieron lugar en un escenario tan único como San Sabastián e incluso aprendimos con su lectura trucos y consejos de cocina. ¿Qué más se le puede pedir a una novela policiaca? Desde el primer capítulo me enganchó la historia, la narrativa y el desarrollo de la propia historia, así que cuando supe que sólo tendría que despedirme de sus personajes de manera temporal, fue toda una alegría. Tras ésta llegó 'El buquet del miedo', y ahora por fin he podido disfrutar de 'Sabor crítico'.

En esta ocasión nos adelantamos a 2019, con un caso que, desde hace un año atormenta a Vicente Parra, y es que le ha sido imposible encontrar un hilo del que tirar para intentar esclarecer el asesinato de Ferdinand Cubillo, un conocido crítico gastronómico del País Vasco cuyo cadáver fue encontrado abatido a tiros en su propio coche en una cuneta. A pesar de que lleva un año sin ver la luz en este caso, Vicente no se olvida y cada vez le obsesiona más. A la vez conoceremos el pasado de un grupo de amigos de la ciudad, cuando no eran más que niños, lo cual conectará con un caso del presente.

Como ocurría en sus novelas anteriores tenemos, además, las historias que ocupan a la familia de Vicente. Por un lado volvemos a reencontrarnos con su hijo, quien ha abandonado su carrera como cocinero para hacerse cargo de la librería que regentaba su abuelo, pero que seguirá regalándonos consejos de cocina y algunos sabores inesperados que podemos probar en casa. También vuelve a aparecer Françoise, quien a pesar de parecer que solo está en un segundo plano muy lejano a la historia, sus sentimientos, intuiciones y preocupaciones siempre guían al resto de su familia. Y por supuesto Martín, uno de los personajes más carismáticos que he conocido en mis lecturas.

Lo que me gusta de las novelas de Xabier Gutierrez es que encaja estos dos pilares -la propia novela policiaca y todo el entorno más personal- sin que ninguno de los dos pierda o se haga demasiado pesado. La investigación avanza mostrando datos poco a poco, que te hace querer saber más y no poder parar de leerlo, y la parte personal te muestra otra dimensión de los personajes que te permite conectar más con ello y ponerte en su piel.

Y prometo no hace spoilers pero... ¡qué final! No sé cómo voy a poder esperar hasta que llegue esa cuarta y última parte que ponga fin a las andanzas Vicete Parra.

PD: Para los fans de La trilogía del Baztán, un gesto muy divertido encontrarnos con Amaia en estas páginas :)

3 comentarios :

  1. Pues no las conocía... ficharé la anterior a ver...

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Es una serie que no me importaría nada leer, pero comenzando por el principio y esos es lo que más me limita, porque no voy sobrada de tiempo precisamente.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Con 3sta no me animo. No me llamó desde el principio y ahora no me voy a beber tres de un golpe.
    Besos

    ResponderEliminar